Cofradía de la Tercera Orden

Copyright © 2017

La Almunia de Doña Godina

El domingo de Ramos entramos con Jesús en Jerusalén y afirmamos nuestra fe en Él y lo aclamamos. Porque su entrega hasta la muerte es fuente de vida. Porque creemos en Él y queremos seguirle. Al finalizar, Santa Misa y Bendición de Ramos. Su triunfo pasa por la cruz, pero termina en la resurrección.

Procesión del Encuentro. Miro tu cruz, Jesús, Redentor mío, es dolor y paciencia, es abandono y confianza, es la entrega victoriosa, aceptación definitiva, el sí sin regateos. Oigo tu cruz, Señor, Salvador mío, oigo palabras nuevas, encendidas escucho el grito y el silencio en sangre, hay perdón y regalo, como el cielo, sin medida. Beso   Seguir leyendo

“Él cargó con nuestros delitos y pecados…” Su cruz es fuerza para nuestro caminar. El acto cumbre de nuestra conversión cuaresmal, nos pone en comunicación con el Padre que nos perdona a cada uno y a todos como pueblo suyo. Así nos preparamos para vivir más intensamente el Misterio de Pascua de su Hijo en   Seguir leyendo

Hoy entramos en la celebración de los días Santos de la muerte y resurrección del Señor. Después de toda la preparación de la Cuaresma, (hoy, – esta tarde-), estamos dispuestos, como los apóstoles, a acompañarle en este momento intenso, en la cena de despedida. Él nos deja en el pan y en el vino de   Seguir leyendo

Día de la contemplación agradecida del Misterio de la Cruz. Viernes Santo, día de silencio y oración. Jesús, el Señor, muere en la Cruz. Y nosotros estamos aquí movidos por la fe, por la admiración, por el agradecimiento, por el amor. Porque su Sangre, su Cruz, son la fuente de nuestra vida, la luz de   Seguir leyendo

Hoy no hay celebración eucarística. Nos irá bien encontrar espacios para velar junto al Sepulcro y meditar en silencio. Como los apóstoles y discípulos, al lado de María, la Madre. Su Cuerpo reposa en el Sepulcro. Bajo tierra, en lo más profundo de nuestras almas, se ha encendido una semilla de fuego. Durante el Sábado   Seguir leyendo

Resucitó, resucitó, resucitó: ¡Aleluya! Aleluya, aleluya, aleluya: ¡Resucitó! Entraron en el Sepulcro y “no encontraron el cuerpo del Señor Jesús”. “Ha resucitado”. Aquella mañana todo empezada de nuevo. El Amor no estaba muerto. Fueron las mujeres – entre las que se encontraban María Magdalena, Juana y María la de Santiago -, las primeras en saberlo.   Seguir leyendo